Puede asustar la palabra discernimiento. Es la traducción de un palabro griego, todavía más complicado: diakrisis. Esta palabra la usa san Pablo en la 1ª carta a los Corintios (12, 10) y la enumera como un carisma: uno recibe el carisma de discernir los espíritus…. O sea que discernir es juzgar, saber distinguir si en el hombre actúa el buen espíritu, el malo, o él mismo es el que piensa. es encontrar la respuesta a la pregunta, ¿Señor, qué quieres que haga, cuál es tu voluntad?

¿Cómo se hace este discernimiento?

  • Primero hay que tener en cuenta que es una gracia de Dios… Esto no significa que sea un como flush que venga de lo alto; hala, ya está…. Ya sé lo que hay que hacer. Como Dios no se salta la libertad humana, hay que aprenderlo, digo yo.
  • Segundo, para aprenderlo hay que considerar cómo, por ejemplo, Dios ha actuado en los santos, y en la tradición de la Iglesia. Vamos que tu no eres una excepción, ni después de hacerte a ti, rompieron el molde. En esta web seguimos mucho a san Ignacio, y de su mano sabemos lo que es el discernimiento; san Ignacio recibió esta gracia y por eso se puede aprender de él.
  • Tercero, en la tradición hay muchas cosas escritas sobre el discernimiento; los llamados “padres del desierto” son maestros en explicar las llamadas “dos vías”, y encajan muy bien en el discernimiento de san Ignacio, sobre todo al principio de la vida espiritual.
  • Cuarto; el conocimiento de santos como santa Teresa, san Juan de la Cruz, en definitiva, de una espiritualidad sólida, es una herramienta muy importante para el discernimiento. La lectura de las Moradas, o de la subida al monte Carmelo, ayudará a conocer el camino del espíritu, para no ir por la senda del espíritu imperfecto, o la del errado… Quien conozca a san Juan de la Cruz, me entenderá….
  • Quinto, san Ignacio, partiendo de los dos caminos, va mucho más allá, al poner un modo pŕactico para conocer la voluntad de Dios. En resumen, este modo es el siguiente:
    • Regla nº 1 para Dummies – Aprender los dos caminos, como ya he dicho; pero hay algo más....
    • Regla n.º 2 para Dummies – Aprender a discernir la consolación y la desolación, que se parece a, pero no es exactamente igual que, la acedia; o sea, ¿que todavía no sabes qué es la acedia?; pues estudia la regla nº 1 para dummies. Nadie deja de ser un dummy sin estudiar,  ¿qué te has creído?
    • Regla nº 3 para Dummies – Quitarse los afectos desordenados de la vida; vamos ser sinceros y ver si de verdad queremos seguir a Cristo o nos buscamos a nosotros mismos.
    • Regla nº 4 para Dummies – Meterse a todo gas a vivir el evangelio; sí, tal como lo propone Cristo, sin cambiarlo; esto es conocer a Cristo, conociendo su corazón
    • Regla nº 5 Dummies – Ya estás preparado para poder responder a la pregunta: ¿Señor qué quieres que haga?, que es la pregunta n.º 1 del discernimiento.
    • Y, para reforzar y pasar al nivel 2, estudia la regla para Dummies n.º 6 – Mirar los consejos que él da para hallar la voluntad de Dios, vamos que cómo te gustará presentarte ante Cristo, cuando haya que ir a verle …

Este en resumen el contenido de esta web; te animo a que dejes de ser un Dummie, y empieces de verdad a ser un pro ….

0
0
0
s2smodern