Las dos vías...

Salmo 37 (36)

1 De David.

álef No te exasperes por los malvados,

no envidies a los que obran el mal:

2 se secarán pronto, como la hierba,

como el césped verde se agostarán.

 

bet 3 Confía en el Señor y haz el bien:

habitarás tu tierra y reposarás en ella en fidelidad;

4 sea el Señor tu delicia,

y él te dará lo que pide tu corazón.

 

guímel 5 Encomienda tu camino al Señor,

confía en él, y él actuará:

6 hará tu justicia como el amanecer,

tu derecho como el mediodía.

 

dálet 7 Descansa en el Señor y espera en él,

no te exasperes por el hombre que triunfa

empleando la intriga:

he 8 cohíbe la ira, reprime el coraje;

no te exasperes, no sea que obres mal;

9 porque los que obran mal son excluidos,

pero los que esperan en el Señor poseerán la tierra.

 

vau 10 Aguarda un momento: desapareció el malvado,

fíjate en su sitio: ya no está;

11 en cambio, los sufridos poseen la tierra

y disfrutan de paz abundante.

 

zain 12 El malvado intriga contra el justo,

rechina sus dientes contra él;

13 pero el Señor se ríe de él,

porque ve que le llega su hora.

 

jet 14 Los malvados desenvainan la espada,

asestan el arco,

para abatir a los pobres y humildes,

para asesinar a los honrados;

15 pero su espada les atravesará el corazón,

sus arcos se romperán.

 

tet 16 Mejor es ser honrado con poco

que ser malvado en la opulencia;

17 pues al malvado se le romperán los brazos,

pero al honrado lo sostiene el Señor.

 

yod 18 El Señor vela por los días de los buenos,

y su herencia durará siempre;

19 no se agostarán en tiempo de sequía,

en tiempo de hambre se saciarán.

 

kaf 20 Pero los malvados perecerán,

los enemigos del Señor

se marchitarán como la belleza de un prado,

en humo se disiparán.

 

lamed 21 El malvado pide prestado y no devuelve,

el justo se compadece y perdona.

22 Los que el Señor bendice poseen la tierra,

los que él maldice son excluidos.

 

men 23 El Señor asegura los pasos del hombre,

se complace en sus caminos;

24 si tropieza, no caerá,

porque el Señor lo tiene de la mano.

 

nun 25 Fui joven, ya soy viejo:

nunca he visto a un justo abandonado,

ni a su linaje mendigando el pan.

26 A diario se compadece y da prestado;

bendita será su descendencia.

 

sámek 27 Apártate del mal y haz el bien,

y siempre tendrás una casa;

28 porque el Señor ama la justicia

y no abandona a sus fieles.

ain Los inicuos son exterminados,

la estirpe de los malvados se extinguirá;

29 pero los justos poseen la tierra,

la habitarán por siempre jamás.

 

pe 30 La boca del justo expone la sabiduría,

su lengua explica el derecho;

31 porque lleva en el corazón la ley de su Dios,

y sus pasos no vacilan.

sade 32 El malvado espía al justo

e intenta darle muerte;

33 pero el Señor no lo entrega en sus manos,

no deja que lo condenen en el juicio.

 

qof 34 Confía en el Señor, sigue su camino;

él te levantará a poseer la tierra,

y verás la expulsión de los malvados.

res 35 Vi a un malvado que se jactaba,

que prosperaba como un cedro frondoso;

36 volví a pasar, y ya no estaba;

lo busqué, y no lo encontré.

 

sin 37 Observa al honrado, fíjate en el bueno:

porque el pacífico tendrá porvenir;

38 los impíos serán totalmente aniquilados,

el porvenir de los malvados quedará truncado.

tau 39 El Señor es quien salva a los justos,

él es su alcázar en el peligro;

40 el Señor los protege y los libra,

los libra de los malvados y los salva

porque se acogen a él.

0
0
0
s2smodern